Andaluces Compartiendo amplía su objetivo hacia la formación

El proyecto de Responsabilidad Social Empresarial, Andaluces Compartiendo, promovido por LANDALUZ y la Fundación Cajasol, ha ampliado su abanico de acciones con la creación de su Consejo Asesor. Este órgano tiene como objetivo unificar los criterios no sólo del sector agroalimentario para ayudar a los más desfavorecidos, sino la de crear nuevas líneas de actuación que permitan fomentar la formación para personas con alto riesgo de exclusión social así como el emprendimiento con el objetivo de mantener y atraer talento a Andalucía.

Este órgano, se ha reunido por primera vez y ha contado con la presencia de Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, y Álvaro Guillén, presidente de LANDALUZ, que han estado acompañados por representantes de otras entidades como la Fundación Banco de Alimentos, Fundación SEUR, Carrefour, Fundación Persán o Cecofar entre otros.

Andaluces Compartiendo es un proyecto que cuenta con una trayectoria de más de cuatro años, en el que las más de treinta empresas participantes han aportado más de 1,65 millones de kilos de alimentos, ayudando a más de 65.000 familias a través de 270 entidades sociales.

Además, durante el 2016 esta acción se amplió no sólo a la donación de alimentos, sino también de productos de higiene de primera necesidad, consiguiendo unos mejores resultados que permitieron favorecer a los andaluces que se encuentran en una situación complicada económicamente.