Focus-Abengoa y la UIMP clausuran la 9ª edición de la Escuela de Barroco 2012

La Fundación Focus-Abengoa, y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha clausurado hoy la novena edición de la Escuela de Barroco que, con el título Sociedad y mecenazgo artístico en la Sevilla de Murillo, ha reunido a lo largo de tres días a destacados especialistas en arte en el Hospital de los Venerables, en Sevilla.

Los más de 70 alumnos presentes en esta edición, así como el personal universitario y el público interesado, han atendido a un total de diez conferencias que han profundizado en la sociedad sevillana de la segunda mitad de siglo XVII desde la perspectiva del mecenazgo artístico, teniendo como referente la relación entre el ilustre pintor Bartolomé Esteban Murillo (1617- 1682) y el canónigo de la catedral de Sevilla, Justino de Neve (1625-1685). Los ponentes, destacados historiadores, arquitectos y especialistas en arte, han compartido con los asistentes un punto de vista transversal sobre la sociedad sevillana en la que se fraguó la amistad de Murillo y su mecenas, Justino de Neve.

En la jornada inaugural de la Escuela, su director, Gabriele Finaldi, dedicó la primera ponencia a desvelar al público las claves de la amistad entre Murillo y Justino de Neve que, según sus palabras, “ha posibilitado varias de las mejores obras de arte de la segunda mitad del siglo XVII”. La conferencia fue ilustrada con las obras que componen la exposición Murillo y Justino de Neve. El arte de la amistad, que actualmente (y hasta el próximo mes de enero) se exhibe en el Hospital de los Venerables, sede de la Fundación Focus-Abengoa, y lugar donde se celebran las ponencias.

La jornada del martes comenzó con la ponencia de Peter Cherry, profesor de Historia del Arte del Trinity College, en Dublín, que profundizó en la doble faceta de Murillo, como “pintor universal aunque intrínsecamente sevillano, y como artista clásico, pero enormemente innovador”. María Álvarez-Garcillán, restauradora del Museo del Prado, continuó la jornada con una conferencia dedicada al modus operandi de Murillo, acercando el estilo y la técnica utilizada por el pintor sevillano a todos los asistentes. Describiendo su obra, Álvarez-Garcillán, que ha participado en la restauración de varios cuadros del artista, no ha dudado en afirmar que “cuando te acercas al detalle de Murillo, descubres su virtuosismo”.

La jornada del martes siguió con la intervención de Teodoro Falcón, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla, y de Óscar Gil, profesor E.T.S. Arquitectura en la misma universidad. Los profesores compartieron un análisis histórico y arqueológico de la iglesia Santa María la Blanca, en Sevilla, un recinto fundamental en las trayectorias de Murillo y Justino de Neve, y en la historia de la capital andaluza. A continuación, alumnos y demás asistentes realizaron una visita guida por los dos docentes a esta iglesia, muy próxima a la sede de la Fundación Focus-Abengoa.

María Cruz de Carlos, profesora de Historia y Teoría del arte en la Universidad Autónoma de Madrid, puso fin a la jornada de ayer con una conferencia que giró en torno al papel que la figura de la Inmaculada Concepción tuvo en el siglo XVII en el mundo del arte, con especial énfasis en la Inmaculada de Murillo, una pintura que ha vuelto temporalmente a su ubicación original después de dos siglos fuera de Sevilla, y que se puede visitar en el Hospital de los Venerables, como parte de la exposición Murillo y Justino de Neve. El arte de la amistad. Durante la jornada de hoy, las ponencias han ampliado el marco de análisis hacia temas más sociales e históricos de la Sevilla en la que vivió Murillo. Enriqueta Vila, directora de la Real Academia de Buenas Letras de Sevilla, ha ofrecido una conferencia sobre los orígenes de la familia Neve en la capital hispalense y los de algunos de sus coetáneos en una Sevilla a la que los cronistas de la época calificaban como “la otra Babilonia”. A continuación, el catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Sevilla, Juan Ignacio Carmona, ha completado el estudio histórico de la Sevilla barroca desde el prisma de la caridad asistencial en una ciudad caracterizada entonces por una “gran desigualdad y fuerte polarización social”.

Tras las ponencias matutinas, Gabriele Finaldi ha ofrecido una visita guiada por la exposición Murillo y Justino de Neve. El arte de la amistad, de la que él mismo es comisario, y en la que se han mostrado las 16 obras de Murillo, fruto de su relación con don Justino de Neve, mecenas y amigo personal del artista. Posteriormente, el historiador y documentalista, Fernando Olmedo, ha continuado la jornada con una ponencia dedicada a la geografía urbana en la que vivieron Murillo y Justino de Neve, que se definía por el enorme peso de los edificios religiosos y la relevancia social de la estirpe flamenca, de la que provenía el propio Justino de Neve. A continuación, Javier Portús, Jefe de Conservación de Pintura Española del Museo del Prado, ha concluido el ciclo de ponencias con una conferencia sobre la expansión de la literatura artística en la Sevilla del siglo XVII, como consecuencia del que se ha calificado como la “edad de oro de la pintura sevillana”, con artistas como Diego Velázquez, Francisco Pacheco o Bartolomé Esteban Murillo.

La novena edición de la Escuela de Barroco ha finalizado con la celebración de un concierto de órgano en la capilla del Hospital de los Venerables, a cargo de D. José Enrique Ayarra, organista titular de la Catedral de Sevilla y de la Fundación Focus-Abengoa, que ha supuesto el colofón perfecto para tres jornadas dedicadas al estudio de la Sevilla barroca y a las figuras de Murillo y Justino de Neve.

La Escuela de Barroco es fruto de un acuerdo de colaboración entre la Fundación Focus- Abengoa y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, materializado en la organización de dos escuelas con programación trienal, que desarrollan sus programas y actividades durante el otoño y la primavera, en el Hospital de los Venerables, convirtiendo la sede de la Fundación Focus-Abengoa en un foro de encuentro y reflexión, desarrollado por profesores e investigadores de rango internacional.

Ambas escuelas, que se incluyen en la programación académica de la UIMP en Sevilla, aúnan de manera interrelacionada cuestiones educativas, científicas y culturales, y reflejan el propósito de la Fundación Focus-Abengoa de contribuir a la satisfacción de necesidades de interés general a partir de una perspectiva multidisciplinar.