La Banda de Música la Soledad de Cantillana acompañará la procesión del Corpus de Cádiz

La banda de música de Nuestra Señora de la Soledad de Cantillana (Sevilla) será la encargada de acompañar oficialmente la procesión del Corpus Christi en Cádiz el próximo 2 de junio. Tras varios meses de un riguroso trabajo de investigación y documentación, la agrupación ha conseguido elaborar un programa y un repertorio basado en el respeto a la tradición histórica y musical mantenida a lo largo de los años en esta importante festividad.

“Debido a la importancia histórica que siempre ha tenido la festividad del Corpus gaditano, coincidiendo además con el Año de la Fe cristiana, la banda de música ha asumido con muchísima ilusión esta gran responsabilidad, seleccionado minuciosamente las marchas que se interpretarán, con el objetivo de engrandecer, aún más si cabe, esta brillante celebración”, asegura Carlos José Carvajal Lozano, director de la agrupación musical.

Para ello, la banda de música de la Soledad de Cantillana comenzará la mañana llevando a cabo la tradicional diana, que sonará en forma de cuatro festivos pasacalles que tendrán su eco por diversos lugares del casco histórico gaditano.

A continuación, procederán al acompañamiento de la corporación municipal, desde la plaza de San Juan de Dios hasta la plaza de la Catedral. Para este acto, “nos hemos decantado por una de las marchas más conocidas en la época, la denominada Fe, esperanza y caridad, de Eduardo López Juarranz y que fue estrenada en la Semana Santa gaditana en 1881”, manifiesta José Manuel Ruiz, responsable de documentación histórica de la banda.

Acto seguido, la agrupación musical acompañará a la Custodia en la procesión del Corpus Christi. Así y para esta ocasión, marchas de todos las épocas han sido escogidas, todas ellas con una clara vocación religiosa. De entre ellas, destacan: Gloria in excelsis (Mariano San Miguel Urcelay, siglo XX); ¡Hosanna! (Ramón Roig Torné, siglo XIX); Cantemos al Señor (Germán Álvarez, 1920) o Marcha de honor al Santísimo Sacramento (José Gabaldá y Bel, 1868), entre otras.

Por último, una vez que finalice la procesión, la formación realizará en pasacalles su retorno desde la plaza de la Catedral hasta la de San Juan de Dios, interpretando delante del Ayuntamiento la marcha Cádiz, recuperando así una antigua tradición popular.

Da la casualidad de que el año pasado, la banda de música cantillanera acompañó el paso del Santo Entierro en la procesión que tuvo lugar el Sábado Santo en Cádiz, gracias al acuerdo alcanzado entre el Consejo de Hermandades y Cofradías de Cádiz y el Consorcio para la conmemoración del II Centenario de la Constitución de 1812.

La banda de música de Nuestra Señora de la Soledad de Cantillana (Sevilla) fue fundada a finales de 1950 por el maestro don Gabriel Ríos Amores, siendo su debut oficial el 18 de julio de 1960. En la actualidad, cuenta con más de 60 músicos, la mayoría de ellos profesionales y cursando sus estudios en conservatorios superiores de música. Posee una sección de cornetas y tambores propia, además de una escuela de música donde se enseña a los más pequeños instrumentos como: Percusión, flauta, saxofón, trompa, trompeta, clarinete o piano, entre otros.

En sus más de 50 años de existencia, la banda de música ha tenido una excelente trayectoria, obteniendo el reconocimiento de múltiples instituciones y entidades que han valorado su calidad musical. Aunque ha logrado diversos galardones, merece destacar uno, precisamente por ser de los más recientes, constituido por el Giraldillo de Honor de la Música Cofrade 2012, otorgado por el II Curso de Temas Sevillanos, institución reconocida y galardonada por la UNESCO y dignificada con la medalla de oro de la ciudad de Sevilla.