Urbanismo inicia la restauración de la fuente de la Plaza de Santa Isabel

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha iniciado estos días los trabajos de restauración de la fuente de la Plaza de Santa Isabel, en el entorno de San Marcos, que se prolongarán, aproximadamente, durante cinco meses.

De esta manera, el delegado de Urbanismo y Medio Ambiente, Maximiliano Vílchez, ha explicado que “la intervención sobre este monumento se produce como consecuencia del mal estado de conservación que, a modo general, evidencia, y que es consecuencia, en buena parte, de los daños ocasionados durante una agresión vandálica sufrida en el año 2010”.

Asimismo, Vílchez ha indicado que “en la actualidad, el conjunto presenta desprendimientos, fisuras, pérdidas de materiales y daños en la superficie e interior de la piedra, por lo que hemos procedido a iniciar las reparaciones correspondientes para devolver esta fuente a su estado original”.

La propuesta de la Gerencia de Urbanismo se centra, de manera especial, en la taza elevada del conjunto, cuyo diseño va a ser renovado aprovechando su rehabilitación, y proponiendo en su lugar uno más acorde y en mayor sintonía con el espacio emblemático donde se ubica.

El delegado de Urbanismo y Medio Ambiente ha señalado que “el proyecto recoge reducir hasta casi la mitad el volumen de este elemento, manteniendo su altura y proveyéndolo de un surtidor que resaltaría por encima del borde de la taza”. De este modo, “se mantiene la proporcionalidad entre la base y la altura. Además, esta modificación cuenta con la aprobación de la Comisión Provincial de Cultura”, ha destacado Vílchez.

Por último, el delegado de Urbanismo y Medio Ambiente ha subrayado que “además del rediseño de la taza, la actuación se completará con la renovación de la conducción del sistema hidráulico y la eliminación de elementos añadidos para devolver esta pieza a su estado original, como la rosca de losetas de piedra artificial colocada sobre el borde del pilón o morteros ajenos al estado primitivo. Finalmente, se limpiará toda la superficie y se aplicará sobre la misma un tratamiento biocida y antigrafitis”, ha concluido Vílchez, quien ha añadido que el presupuesto de los trabajos de rehabilitación asciende a 12.373 euros.